¿Como se mide el añejamiento de un vino?

21
may
2014
1192498_54170197

Sabemos qué escoger un vino no siempre es asunto sencillo. Hay que tener en cuenta factores como la cepa, el país de origen, el proceso de elaboración y, por supuesto, el año de cosecha.

A partir de lo anterior, podemos hacer una clasificación de vinos según su color, la cantidad de uvas, la proporción de azúcares y su añejamiento.

En esta ocasión, hablaremos acerca de la edad del vino, cómo reconocerlos y aprenderemos a maridar la comida con esta bebida que bien puede acompañar sabores fuertes y picosos hasta postres dulces.


Los vinos, de acuerdo al tiempo en que se añejan, se dividen en:

  • Joven: Que tarda aproximadamente seis meses en añejarse dentro de barrica.
  • Crianza: Este tipo de vino se deja añejar por dos años, seis meses de ese tiempo en barrica.
  • Reserva: Los vinos denomidados así son aquellos que se añejan por tres años, uno de ellos en madera.
  • Gran reserva: Se añejan por 5 años, de los cuales dos se hacen en madera.

Para saber qué tipo de vino comprar basta con ver la etiqueta; si no tiene la especificación anterior, con el año de cosecha podremos deducir si se trata de un vino joven o no.

Teniendo esto en cuenta, nuestros amigos de bodega de vinos CVNE nos dan los siguientes tips para maridar cualquier platillo según el añejamiento del vino:

• Los vinos jóvenes si son blancos acompañan muy bien los aperitivos, el pescado o los mariscos, así como las ensaladas de verdura. Si son tintos se llevan muy bien con la carne blanca.

• Los vinos crianza pueden ser un perfecto equilibrio entre las vainillas y los tostados cuando se fermentan en barrica, dejan un agradable sabor hasta el final y son acompañantes perfectos para los menús mediterráneos.

• Reserva: Este tipo de vino se lleva muy bien con carnes blancas o carnes frías que se sirvan como aperitivo.

• Gran reserva: Los vinos de este tipo aportan una sensación muy potente y larga, deben ser jugosos y equilibrados para que no se pierdan los sabores, ni del vino ni del platillo. Acompaña muy bien las carnes rojas y los quesos curados.

Con estos consejos te será más fácil decidir con qué vino acompañar tus diferentes platillos. Recuerda que no necesitas gastar demasiado para llevar lo mejor a tu mesa y dejar a tus invitados impresionados.

Sin comentarios

Deja un comentario